Barranquismo

 

La actividad de barranquismo consiste en seguir el curso de un río, barranco u arroyo, llevando a cabo un descenso por el interior de su cauce recorriendo los caminos que el agua ha abierto entre las montañas salvando las dificultades que ella ha conseguido superar, para ello se utilizan varias técnicas como rápel, destrepe, escalada y saltos o natación en caso de que el caudal sea constante.

Este actividad se puede realizar en dos tipos de itinerarios:

 

Barranquismo acuático

 

Barranquismo seco